¿Sabías que el vodka tiene más de 6 siglos de historia?

La andadura de Beremot no ha hecho más que comenzar. Sin embargo, para conocer la historia de este destilado nos tenemos que remontar muchos años atrás. Concretamente, a la Rusia de 1386, región donde comerciantes genoveses comenzaron a comercializar un brebaje que podría ser el origen de esta bebida.

Historia Vodka

Embotellado de vodka al estilo tradicional

Muy pronto, este producto comenzó a popularizarse entre las clases más marginales de la sociedad y, dada la baja calidad que mostraba en sus inicios, fue considerado un “potaje dañino”. No fue hasta el siglo XVIII, con la llegada de la emperatriz Katerina II, cuando esta industria dio un giro radical al conocerse los beneficios que podía generar este destilado, siempre y cuando se mantuviese una elaboración óptima.

De esta manera, la emperatriz permitió que se elaborasen vodkas en las fincas de los nobles y fue poco a poco teniendo mayor éxito hasta la construcción de pequeñas fábricas destinadas a tal fin. El resultado derivó en un destilado de pureza cristalina, debido al método de depuración del carbón vegetal utilizado en su procedimiento. La técnica, en cuanto a fermentación de los azúcares obtenidos, fue variando según la zona geográfica, extrayendo el jugo de la fécula de productos como el centeno, el maíz, el trigo, la patata o la remolacha en base a los ingredientes que más abundaban en cada tierra.

Pero la composición del vodka, tal y como lo conocemos, se debe al inventor de la tabla periódica, Dimitri Mendeleiev, quien descubrió la proporción ideal de agua y alcohol para elaborar el producto. Una vez estandarizado, los habitantes de países tan fríos como el ruso hicieron de esta su bebida nacional, cuya graduación es una gran aliada para soportar las bajas temperaturas de estas regiones, además de servir de protección ante las inclemencias climatológicas.

Años más tarde, surge en la localidad sevillana de El Viso del Alcor Beremot, el vodka con 5 variedades que cuenta con la certificación de especialistas enólogos de procedencia rusa que aseguran la calidad y la permanencia de un sabor intenso y tradicional para los amantes de esta bebida, sin descuidar los detalles de su línea gráfica, su presentación y su embotellado.

Aunque la historia sitúe el origen del vodka en Moscovia, multitud de países han lanzado sus propios vodkas. Beremot es uno de los últimos en lanzarse al mercado, respetando la tradición e impronta del vodka original, pero buscando una identidad propia del sur de España, con sus variedades diferentes y su propio sentido de permanencia. ¿Quieres sentir el rugido de Beremot?

beremot_vodka_clickandrec_C2-0425

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *