Los 8 mejores entremeses para combinar con vodka Beremot

El vodka es un destilado que, por su tradición y arraigo cultura, se ha tomado con diferentes entremeses en el país más extenso del mundo: Rusia. En España, estamos acostumbrados a acompañar la comida con otro tipo de bebidas, como el vino, la cerveza o los refrescos, sin embargo, en este país asiático es común sustituir el agua por el vodka.

Cada paladar se adapta en función de las costumbres vinculadas a una cierta zona geográfica y, aunque puede sonar extraño comer con vodka, Rusia tiene toda una serie de recetas pensadas para degustar con este destilado.

Las verduras maceradas, las setas marinadas o los platos típicos de este país intercontinental son algunas de las recetas más sugerentes para combinar con el vodka sevillano, que ya se distingue por su amplia gama de sabores (Fresa, Naranja, Lima, Café o Neutro).

A continuación, compartimos ocho recetas para sorprender a los amigos e innovar con los platos más atrevidos, mientras saboreas los mejores cocktails de Beremot al puro estilo ruso.

1. Verduras maceradas, marinadas o asadas

Las verduras son especialmente sabrosas si se maceran o salan en barricas de roble, aunque también se puede hacer en un bote de cristal. Entre los más populares encontramos los pepinos, los tomates o la col con arándanos rojos. Este aperitivo debe servirse bien frío, como el vodka, y es ideal para abrir el apetito o como picoteo tardío después de comer.

De hecho, el sabor avinagrado de las verduras maceradas se complementa con el vodka Neutro, aunque también puede acompañarse con Beremot Naranja.

pepinos

2. Setas marinadas

Si pasamos a las recetas calientes, destacamos las setas marinadas. Las setas crecen en zonas húmedas y tienen un peso gastronómico importante en la gastronomía mediterránea. Los rusos recomiendan que se aliñe bien con aceite de oliva, cebolla o cebollines tiernos, aunque también se puede macerar con vino dulce. En el segundo caso, la amargura de Beremot Café puede contrastar muy bien con el este plato. Beremot Naranja también combina con las rúsulas saladas o, en su defecto, los champiñones estofados.

  3. El arenque, el pescado más popular para tomar con vodka

El pescado y el vodka es una de las combinaciones más comunes entre el pueblo ruso. El arenque es un pescado que tradicionalmente se sirve en pequeños trozos con rodajas de cebolla y hierbas aromáticas picadas. Por lo general, se aliña con aceite y vinagre, y se toma en frío. También suele servirse con patata hervida, mantequilla, hinojo picado y pan de centeno. Esta tríada entre el pan negro, el arenque y la patata es considerado uno de los entremeses más clásicos para tomar con el vodka. Además, entre los platos típicos rusos destaca la famosa ensalada ‘Arenque bajo un abrigo de piel’.

Para este tipo de pescado, el sabor más apropiado de vodka Beremot es Lima o Neutro, ya que el cítrico refuerza el sabor a mar, dotándolo de mayor frescor en la combinación final.

4. Caviar negro o rojo

El caviar también es otro de los complementos recomendable para tomar con esta bebida. Normalmente se sirve en pequeñas rebanadas de pan blanco con mantequilla. El caviar es una exquisitez muy cotizada que combina a la perfección con el vodka. Recomendamos para este entremés Beremot Neutro o Fresa.

Caviar

5. Blinis esponjosas con levadura

Blinis es un plato tradicional ruso que se sirve para despedir el invierno en su conocida fiesta Máslenitsa. Esta típica receta se sirve caliente con mantequilla derretida, crema de leche y caviar. También se puede espolvorear con cebolla tierna cortada. Aunque son sabores diferentes a los que no estamos acostumbrados, su elaboración es sencilla y será el acompañamiento perfecto para un Beremot Naranja o Neutro.

Blinis

6. Ensaladas rusas

Muy famosa también en España es la conocida ensaladilla rusa, también llamada ‘Vinegret’. Se trata de una mezcla de huevos hervidos, pepinos marinados, embutidos hervido y todo cortado muy pequeño con mayonesa. La ‘Vinagret’, aunque a veces se asocia a la ensaladilla, es una mezcla de col marinada, remolacha hervida cortada en pequeños cubos y judías blancas.

Para este plato, que en nuestro país se sirve en tapa, recomendamos la combinación con vodka Beremot Neutro. Debido a la intensidad de los sabores, como la mayonesa o el aliño, el vodka tradicional es el que mejor marida con este entremés.

7. Pelmeni siberianos o varéniki

El vodka es la bebida más clásica para acompañar los pelmeni calientes, que es una típica pasta rusa rellena de carne. Este plato fue durante muchos años la comida más recurrente de los trabajadores. En Rusia era costumbre servir pelmeni con vodka para aguantar las largas jornadas laborales a bajas temperaturas. Se sirve con leche, mayonesa y pimienta negra molida. Un derivado de este plato son los varéniki, que son pequeñas empanadillas con requesón, bayas y otros ingredientes, como las patatas o las setas.

Dentro de la gama de vodkas Beremot, recomendamos tomar este plato con el vodka sabor Café o Naranja. El primero le dará un toque más tradicional y se tomará como un tentempié tardío, mientras que el vodka Naranja puede acompañarlo a modo de refresco, al estilo más habitual.

Pelmeni_Russian

8. Borsch (sopa de remolacha) o shi (sopa de col)

Por último, destacamos estas sopas típicas de Rusia. El contraste es importante, ya que el calor de la sopa contrasta con el amargo sabor del vodka, servido bien frío. Para estos platos, son fundamentales la remolacha, los tomates o la zanahoria. Aunque a priori nunca se nos habría ocurrido esta combinación, es uno de los platos que mejor precede a un buen sorbo de Beremot Neutro.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *