El vodka también tiene su canción

La música es el acompañante perfecto de cualquier persona y está presente en cada momento de nuestras vidas: en casa, en la calle, al hacer deporte o ir de viaje, mientras esperamos, en momentos de euforia y tristeza e incluso cuando vamos a dormir. No cabe duda de que las canciones provocan efectos en nuestro estado de ánimo y condicionan nuestras emociones.

No son pocos los estudios que afirman que escuchar música tiene beneficios para la salud porque reduce el estrés o nos hace sentir mejor ante situaciones adversas. Por otro lado, otras investigaciones son capaces de determinar la personalidad de alguien en función de lo que oye habitualmente. La versatilidad y ausencia de barreras mentales están relacionadas con el blues, el jazz y la música clásica, mientras que las personas extrovertidas prefieren el pop o el funk. La música se utiliza para regular las emociones, pero también para disfrutar.

musica vodka

Es muy probable que los apasionantes del vodka hayan escuchado algunas de estas canciones que recopilamos en Beremot, cuyas letras hacen una mención especial a este destilado. En cambio, otras giran más en torno a las bebidas espirituosas con historias de todo tipo. Solo toca preguntarse, ¿sentiremos más predilección por el vodka con esta música?

Korpiklaani – Vodka

De las pocas canciones que dedican su letra por completo a este destilado. Korplikaani es una banda finlandesa de folk metal con un estilo intenso que juega con la magia de la instrumentación del folk y el metal finés. Esta pieza musical destaca por su energía y capta a la perfección la pasión por esta bebida, incluyendo algunas referencias cómicas a sus efectos tras un consumo moderado.

Vodka ‘n’ roll – Mago de Oz

El folk metal español encontró refugio en bandas de la talla de Mago de Oz. Con este single, el segundo del álbum de Gaia III, el grupo recrea un ambiente festivo en un mundo de moteros con varias alusiones al vodka. A base de ritmos rápidos y estribillos potentes muy característicos de sus canciones, invitan a bailar y escuchar rock sin que falte una buena copa. La esencia de la música celta y el folk se dan la mano acompañados de golpes de acordeones y el sonido característico de los violines.

White Russian – Marillion

El ruso blanco es un cóctel que se prepara con vodka, licor con sabor café y nata líquida. Una mezcla de sobremesa que cuenta con su propia canción, la compuesta por esta banda británica de rock de los años 80. Sin embargo, a pesar de llevar por título el nombre de este famoso combinado, Marillion no se centra en él y lo menciona de manera tangencial, por lo que el título se reduce al intento de actuar como reclamo.

Bloody Mary Morning – Willie Nelson

El compositor, cantante y guitarrista estadounidense de country Willie Hugh Nelson dedica esta pieza a un cóctel que ostenta cierta fama internacional y que contiene vodka entre sus ingredientes. Se cuenta que Nelson interpretó el tema en una fiesta en Tennessee (EE. UU.) con el que sorprendió al vicepresidente de Atlantic Records, quien le ofreció un contrato para formar parte de la nueva división de música country de la compañía. La canción original es bien distinta de la actual, ya que ha sufrido tantas modificaciones que se acabó convirtiendo en un relato en el que un hombre es abandonado por su esposa.

Gin & Juice – Snoop Dogg

Es el segundo sencillo de este rapero norteamericano que, aunque no tiene al vodka como protagonista, su letra y ritmo recrean una atmósfera idónea para bailar con uno de nuestros Beremot. Nominada a los Grammy Awards de 1995 por Mejor Interpretación de Rap en solitario, llegó a liderar las listas de canciones durante una larga temporada.

Chandelier – Sia

La enigmática y transgresora Sia, cantante y compositora australiana, interpreta esta canción que la llevó como artista a aparecer en la lista Billboard Hot 100 y con la que estuvo nominada a cuatro Premios Grammy. Tanto el vídeo como la canción contienen referencias a su vida y sentimientos. La historia pone el foco de atención en la forma de divertirse y el cansancio que genera cuando ese ritmo de vida se convierte en rutina. Se refleja muy bien en la coreografía del videoclip a través de movimientos en los que la bailarina avanza y retrocede. Está considerada por la crítica como la mejor canción de la artista y tanto la letra como los hipnotizantes movimientos coreográficos en el videoclip lo demuestran.

¿Has escuchado ya estas canciones y te consideras un enamorado de los vodkas? Si quieres estar informado de las últimas novedades en el sector, no olvides seguirnos en nuestros perfiles de TwitterFacebook e Instagram.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *