_MG_1549

Beremot conquista Hard Rock Sevilla

El pasado 11 de octubre, el equipo de Beremot estuvo presente en el concurso local ‘Baroker Sevilla 2017’, organizado por Hard Rock Café. En este particular evento que organiza la famosa cadena internacional participan los mejores bartenders del momento, cocteleros del propio Hard Rock. Se trata de un importante trampolín para alcanzar un puesto en el siguiente nivel: el campeonato internacional, donde se enfrentarán a especialistas de todo el mundo. Beremot acudió a la cita con dos de sus mejores expertos en cócteles y mixología, que sorprendieron a los invitados con todo tipo de mezclas y sabores.

El público disfruta de las elaboraciones realizadas por nuestros cocteleros.

El público invitado disfrutó de las impresionantes exhibiciones con las que nos deleitaron los distintos participantes, en las que se medían cualidades como la rapidez, la agilidad y la originalidad, acompañadas de verdaderas acrobacias. Además, este acogedor espacio situado en la céntrica Calle San Fernando de Sevilla acogió una serie de actividades que se desarrollaron a lo largo de la tarde.

Una de las experiencias más interesantes del encuentro fue la masterclass impartida por nuestros expertos, en la que el público tuvo la oportunidad de probar y valorar la esencia de Beremot, aprender un poco más sobre los diferentes matices de nuestras cinco variedades de vodka o entender mejor las mezclas, según los sabores y la intensidad de cada una de las recetas.

Uno de nuestros bartenders sirve a los invitados de la masterclass

Además, los asistentes participaron en diferentes sorteos y pudieron catar durante toda la tarde los distintos cócteles elaborados con Beremot expresamente seleccionados para la ocasión.

Limoretto fue una de las combinaciones elegidas para este evento. Una mezcla agridulce que escoge como protagonista a la variedad Beremot Lima acompañada de Amaretto y de la conexión entre la acidez de la piña y la fresa junto a la suavidad del mango. Perfecta para quienes buscan sorprenderse con mezclas muy distintas, de las que resultan sabores únicos.

Cócteles listos para su degustación

Otro de los cócteles que el público pudo degustar durante la tarde fue el BerryMot, preparado con Vodka Beremot de Fresa y Malibú, y unido a la exótica mezcla de la piña, el mango, la banana y la fresa.

Los asistentes al evento, tras el concurso y la masterclass ofrecida por Beremot

 

El lugar del evento, un amplio patio interior en una típica casa del centro sevillano, invitaba a la celebración y la fiesta, que se alargó durante toda la tarde y parte de la noche, recibiendo a cada vez más invitados que se apuntaban a la velada.

Desde Beremot, queremos agradecer al equipo de Hard Rock Café, por la magnífica acogida de nuestra marca en su restaurante – pub, y esperamos seguir colaborando en este tipo de celebraciones en las que todos disfrutamos a lo grande.

FERIA DEL VODKA-7

Eres lo que pareces y lo que dicen de ti. El packaging, protagonista de Vodka Beremot

La importancia del packaging en la venta de productos

FERIA DEL VODKA-7En Beremot lo tenemos claro. Lo segundo más importante a la hora de ofrecer una nueva gama de vodka es la forma en la que la vamos a presentar. ¿Lo primero? La calidad y el sabor de la bebida.

Nuestra personalidad, nuestra forma de entender el mundo o lo que queremos comunicar, lo hacemos a través de nuestras botellas. Quienes nos acaban de conocer reparan principalmente en nuestro curioso vidrio con forma de hipopótamo. Quienes ya nos conocen nos identifican rápidamente con ese atributo. Sabemos que es inevitable. No solo lo reconocemos, sino que nos sentimos orgullosos de ello.variedadesLa forma de hipopótamo

Como ya hemos contado en alguna ocasión, nuestras botellas tienen esta apariencia animaloide debido a la leyenda que cuenta que un reconocido explorador ruso realizó una expedición por zonas desconocidas del continente asiático. Su objetivo era encontrar el último ejemplar del mítico animal “behemot”, cuya imagen da forma a nuestro packaging.

Pero además de haber elegido una historia que -para nosotros- es muy inspiradora, queríamos que nuestros vodkas siguieran esa línea relacionada con el espíritu aventurero. En las innovadoras etiquetas textiles de las botellas o en muchas de las imágenes que cada día compartimos con nuestros seguidores en las redes sociales, puede comprobarse cómo vamos dando vida a esa aventura que un día inició aquel valiente y aventurero explorador ruso.

La apariencia, el producto, pero también atendemos cuidadosamente a la calidad del cristal utilizado. Se trata de 70 cl de vidrio cosmético que en lugar de ser lineales ha adquirido una forma facetada con la que se consigue mucho brillo y reflejos muy visuales.

FERIA DEL VODKA-13

Además del material de nuestro particular envase, una de las facetas que más nos distingue de otras marcas es el etiquetado, mediante pequeños jerseys de tela, con diferentes estampados y colores, según la variedad de vodka que elijamos. Además, gracias a su diseño, la botella puede permanecer en vertical o en horizontal, acercándose más al hipopótamo que Beremot lleva dentro.

Cada una de nuestras gamas (Lima, Café, Naranja, Neutro o Fresa) se identifica con una imagen distinta, todas ellas asociadas al espíritu salvaje de nuestro vodka. En este enlace podremos ver uno a uno los diseños elegidos para la bebida Premium.

Marketing y packaging

Conocemos al consumidor, porque todos lo somos. Empatizamos y entendemos nuestra forma de actuar, lo que nos llama la atención y lo que nos atrae. Nuestro público es innovador y aventurero. Le gusta experimentar y disfrutar de nuevas experiencias. Por eso le damos a elegir entre una extensa variedad de vodkas, que sigue creciendo al ritmo de las exigencias de un mercado cada vez más selectivo. Cuando ofreces y sorprendes con un sabor diferente y éste es apreciado y valorado por los compradores más asiduos, podemos decir que hemos alcanzado nuestro principal objetivo: enamorar al cliente.

El packaging se ha convertido en la nota reinante de la venta, muchas veces elegimos lo que vamos a comprar por cómo nos lo presentan. Y esto no es una mala idea, porque cuando atendemos a la imagen que damos al exterior, no dejamos de cuidar lo que hay en el interior. Al menos, en el caso de Beremot, no podríamos entenderlo de otra manera.