vasos portada

Porque el tamaño y la forma del vaso sí importan

Todo influye. No es lo mismo tomar algo en un vaso de cristal que en uno de plástico. Las características del continente acaban por afectar al contenido, condicionando de una forma u otra el sabor y la temperatura. La elaboración y presentación de un perfect serve dependen en buena medida del tipo de vaso o copa que utilicemos. En Beremot recomendamos utilizar una cristalería transparente y clásica que permita apreciar tonalidades e ingredientes sin que esto desfigure la composición.

Cada propuesta debe servirse en el vaso que corresponda y, aunque no existe una clasificación oficial en este sentido, por frecuencia sí que hay algunos que se utilizan para determinados tipos de bebidas, donde no puede faltar tampoco una temperatura fría, estado que conseguiremos enfriando las copas en un congelador o con mucho hielo.

Copa de cóctel

Una copa clásica, sencilla y elegante que no puede faltar en ningún establecimiento. Su forma cónica, de cono invertido en forma de Y, es idónea para daiquiris o cócteles que se sirvan muy fríos, donde a veces no es necesario añadir hielo. También se le conoce como copa Martini, provista de un pie mediano y con una boca con gran apertura. Al no tener gran profundidad, la decoración que acompañe a cualquier bebida ha de ser simple y no muy abundante, ya que la capacidad con la que cuenta es en torno a los 150-200 ml. En este tipo de cristalería, Beremot ha elaborado distintos perfect serve, como este Banana Russian Coffee.

copa coctel

Copa Hurricane

Su base ancha y corto cuello le confieren una forma estilizada y atractiva. Tiene un cuerpo alargado y el vaso es amplio, con una capacidad de 400 ml aproximadamente. Es muy recomendado para propuestas tropicales que requieren de una decoración bonita o un gran número de adornos en su presentación. Ejemplos como la piña colada y el San Francisco ilustran perfectamente esta descripción.

Copa de balón

La conocerás porque es la que se ha utilizado para el brandy, una copa redonda, con la base más ancha pero que se va estrechando en la boca. Cuando servimos en ella una bebida a temperatura ambiente, lo aconsejable es cogerla por la base con la palma de la mano para de esta forma apreciar mejor el aroma. Hay dos tipos: una que se estrecha en la boca de la copa, y otra con una más ancha que facilita la inclusión de ciertos ingredientes para adornar, como frutas. Si vas a tomar cócteles espumosos o con nata, esta es tu opción, con una capacidad de 350 ml. Sirvan también de ejemplo, como propuesta en este tipo de continentes, el perfect serve de naranja y el de lima, que se elaboran con Beremot.

copa balón

Copa Margarita

Muy parecida a la clásica, pero de tallo alto y con una base mediana con una apertura de la boca más ancha de lo habitual que termina por estrecharse, imitando la forma de una taza. Su nombre proviene del cóctel Margarita, a pesar de que también es un continente muy usado con los daiquiris. La reconocerás porque normalmente viene acompañada de un escarchado de azúcar sobre sus bordes. Cuenta con una capacidad de 200-250 ml.

copa margarita

Vaso Highball o Tumbler

El más utilizado por bares y restaurantes. Nos encontramos ante un recipiente alto y estrecho, propicio para cubatas, con un contrapeso en la base y del mismo diámetro que la boca. Se emplea para destilados con agua, tónica o bebidas que se diluyen muy bien y suelen acompañarse de cubitos de hielo. En cuanto a los adornos, no hay que abusar en este tipo de cristalería, por lo que bastará con una simple rodaja de limón o naranja, en función de lo que estemos tomando. Su capacidad es de 300 ml. En el caso de Beremot, suele ser un vaso muy habitual para elaborar todo tipo de recetas, como el Natural Sunrise, el perfect serve de Spicy Fresh o el Apple Caipiroska.

tumbler

Vaso Old Fashioned

Perfecto para tomar whisky y otras propuestas. Su capacidad (unos 250 ml) y anchura permiten incluir una gran cantidad de hielo, así como una decoración abundante y ostentosa. Un vaso corto y ancho, pesado, pero con un cristal resistente que presenta distintas variaciones en diseño. A pesar de sus múltiples variedades, es un vaso en el que se han servido propuestas como Jasmine o White Russian Chocolate.

old fashioned

En definitiva, siempre hay una copa para cada momento y bebida. La clave está en saber adaptar adecuadamente la decoración y presentación del perfect serve, puesto que, como hemos descrito, estos se pueden acompañar de otros ingredientes o decorar con frutas y otros ingredientes. Si queremos llamar la atención del cliente, tenemos que apostar por el impacto visual con la cristalería adecuada.

¿Te ha gustado esta clasificación de vasos para cada tipo de bebida? Infórmate de toda la actualidad sobre coctelería en nuestras redes sociales de TwitterFacebook e Instagram.